30/06/2022 | BY RUTA DEL ROMANCE

Ecoturismo, turismo cultural y turismo de experiencias: una tendencia de viaje sostenible.

¿Qué es el Ecoturismo?

El ecoturismo es una práctica enfocada en la contemplación e interacción con el medio ambiente. Es decir, el conocimiento y entendimiento de una región a través del contacto con su flora y fauna. Por ejemplo, el “aviturismo”, que se ha definido como la actividad de observar e identificar aves en su hábitat natural, en lugares alternativos fuera de las rutas del turismo masivo.

Por ende, los principales o mejores destinos para el ecoturismo son áreas con un hábitat natural en buen estado de conservación, y donde se presente una responsabilidad por la protección de los recursos naturales de la zona.


¿Qué es el turismo cultural?

El turismo cultural es una actividad realizada por personas con un interés por conocer y presenciar los vestigios de generaciones y culturas antiguas en diversos puntos geográficos. Es un turismo alternativo, fundamentado en la comercialización y el consumo de la cultura mediante monumentos, ruinas, vestigios, entre otros.

Además, para algunos autores, el turismo cultural no solo contribuye al desarrollo económico de una zona, sino también a la integración social y al acercamiento entre pueblos, siendo un portador de valores y respeto por los recursos culturales y naturales.

¿Qué es el turismo de experiencias?

El turismo de experiencias es un tipo de turismo estudiado por ciencias sociales como la sociología y la antropología, que se define como el momento en el que la persona vive situaciones satisfactorias y emocionantes, que dejan en ella una recordación. Es decir, una tipología turística caracterizada por la presencia de diversos momentos memorables.


Estas “experiencias” o momentos memorables están dimensionadas como sensoriales, emocionales e intelectuales, y existen como resultado de actividades y acontecimientos fuera de la rutina diaria de la persona.

Conoce más sobre algunas actividades del Turismo de Experiencias, dónde realizar turismo de experiencias y más, en esta nota

Su sostenibilidad y relación con el medio ambiente:

Las prácticas mencionadas anteriormente, además de tener como objetivo generar experiencias y vivencias únicas para el usuario y alejarse del turismo de masas “tradicional”, también buscan ser una actividad ambientalmente y socialmente sostenible.
Este objetivo es alcanzado a través de tres puntos principales:

La optimización y el cuidado de los recursos ambientales:

El rubro de las prácticas turísticas previamente mencionadas, al depender fundamentalmente de la riqueza medioambiental de su región, es el principal interesado en mantener un ecosistema cuidado y nutritivo. Además, al ser prácticas de turismo “alternativo”, se genera un impacto ambiental más ligero que en los destinos turísticos de masas.

La preservación de las culturas locales:

El ecoturismo, el turismo de experiencias y, sobre todo, el turismo cultural, fomentan la participación y la relación entre pueblos de distintas culturas, lenguajes, tradiciones, etc. Esta vinculación tiene como resultado la amplificación en el sentido de protección cultural del usuario.

La fomentación del desarrollo económico de las regiones:

Como toda actividad turística, las prácticas de turismo alternativo resultan en un incremento en la riqueza de las regiones en las que se realizan. Los negocios de todos los tamaños son beneficiados directa e indirectamente por la inversión que se realiza en su ciudad, pueblo o comunidad. Desde el sector restaurantero, hotelero y de transporte, hasta microcomercios como artesanos.

Fuente: Rodríguez, D. T. G., Abella, Y. C., & Pineda, C. A. R. (2017). Ecoturismo, turismo experiencial y cultural. Una reflexión con estudiantes de Administración de Turismo. Revista Temas: Departamento de Humanidades Universidad Santo Tomás Bucaramanga , (11), 229-236.